lunes, 5 de diciembre de 2016

Asesinato en la calle Hickory




Estamos de vuelta, esta quincena con Asesinato en la calle Hickory, otra de las aventuras de Poirot.

En este caso Poirot se va a una especie de residencia/pensión para estudiantes, en un acto de generosidNO, por puro interés, ya que su eficiente secretaria Miss Lemon está descentrada ya que su hermana es la directora de dicha residencia, en la que se están cometiendo pequeños robos y fechorías. Y claro, después empiezan los asesinatos.


Veamos qué opinan nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Vuelta a la esencia de Agatha, a los asesinatos costumbristas que tanto me gustan. A pesar de haber muchos personajes "en el ajo" me ha resultado fácil seguir la historia y distinguir a unos de otros. Os reiréis, pero hay libros en los que es un verdadero suplicio para mí el quien es quien. 
Mucho estereotipo racial, lógico en los años 50 cuando el mundo estaba menos globalizado, y mucho estereotipo hombre/mujer. La secretaria fea pero eficiente, la muchacha que debe hacer cualquier cosa para pescar a un hombre, etc. Hoy en día por menos de eso se hubiera quemado a la autora en la hoguera de Twitter.
La historia es muy entretenida y no se hace pesada en ningún momento. Poirot aparece en su punto justo sin resultar cansino, y se da más peso al detective de la policía que en otras novelas.
La trama se va complicando cada vez más y lo que parecía no era, pero finalmente todo queda resuelto de forma coherente.
Y lo mejor de todo, permite jugar al lector a resolver el caso. No es de los libros en los que Poirot se saca de la manga una pista en el último momento. Yo no he acertado ... otra vez será.




Seguimos con Pau


Otra vez Poirot... pero como Doña Agatha estaba hasta el moño de él es casi parte del paisaje, que lo soluciona todo y todo lo ve y lo sabe, sí, pero no es omniinsufrible porque decora sin estorbar demasiado. 
En esta ocasión nos encontramos en una residencia de estudiantes (aunque luego resulta que muchos no son estudiantes, no sé si porque a la señora Christie se le olvida o porque en las residencias de estudiantes de la Inglaterra de los 50 las susodichas residencias eran pensiones sin más) que le sirve a la autora para llenarla de los más variopintos jóvenes -por una vez pone a chicos negros que no están haciendo cosas de salvajes, aunque a la señora Christie se le siguen haciendo insoportablemente exóticos (que no los soporta ella, quiero decir)- que por supuesto están enamorados entre sí (eso jamás puede faltar en esta autora) y tienen muchas cosas que esconder.

Me lo he pasado pipa leyéndolo, iba a camino de ser uno de mis favoritos... hasta casi el final; y es que tiene una solución tan zafia, tan vulgar, tan inverosímil que se ve de lejos de lo inverosímil que es, que no ha estado a la altura ni mucho menos del potencial que tenía la novela. Lástima.


Terminamos con MG


Cuando ya has leído muchos libros de Poirot llegas a dos conclusiones: una, la manía que le tenía doña Agatha a su detective. Dos, que como es su personaje más famoso, en ocasiones es el protagonista Poirot, como podría serlo mi primo Pepe, porque aporta poco. Para mí es porque le falta el contrapunto de Hastings, que le da vidilla al asunto.



Esta novela me ha entretenido, quizás demasiados personajes, tarda un poco en haber muertos, pero como hay varios se lo perdono.



Me ha hecho gracia el motivo egoísta por el que Poirot se involucra en la historia, y es la propia Agatha la que define perfectamente al belga en un solo párrafo:



"Orden y método fueron el santo y seña de Hércules Poirot durante muchos años. Con Jorge, el perfecto mayordomo, la señorita Lemon, la perfecta secretaria, el orden y el método rigieron siempre su vida. Y ahora que los bollos para el té tenían forma cuadrada en vez de redonda, no podía quejarse de nada"



También en este libro vemos que estamos en los años 50, y se decían en voz alta que ahora está mal visto incluso pensar



"En mi opinión una chica tiene derecho a poner en práctica recursos desesperados para pescar a un hombre"


Volvemos en dos semanas con el último libro del año, El templete de Nasse House. Mientras tanto, como siempre, tengan cuidado ahí fuera.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Destino desconocido



Aquí estamos de nuevo una quincena más. Esta vez hemos leído Destino Desconocido, publicado en 1955

Los caminos de un grupo de científicos trabajando en la creación de un mundo nuevo y de Hilary Craven se cruzan. Cuando esta última ha tomado la decisión de suicidarse aparece un agente inglés que la ofrece embarcarse en una peligrosa y emocionante expedición al norte de África.




Veamos qué opinan nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Pe,pe,pero esto qué es? Quién eres tú y qué has hecho con mi Agatha? Dónde está mi anciana muerta, mi veneno y mi Poir...Bueno, ese da igual.
Un  disparate de novela, absurda a más no poder. Entretenida , que una cosa no quita la otra , pero absurda desde la primera página.
Igual desde la visión de la época sonaba mejor, sin ADN y con gente, según he aprendido este tiempo con Agatha , a quien de repente le daba el punto y se iba a conocer mundo sin que nadie le echara de menos. Aun así dudo que resultara muy creíble .
No es para quemarla pero desde luego no puedo recomendarla especialmente.


Seguimos con Pau

Novela de espías de la señora Christie, un gran correcorrecorre que te pillo, métete en jaleos cuanto más disparatados mejor y enamórate de alguien que al final todo se va a resolver mágicamente.

A carcajadas, esta vez de verdad, qué disparate más maravilloso ya desde la premisa: díganme en qué cabeza loca cabe que una mujer que se va a suicidar decida hacerlo de una forma creativa que consiste en jugarse la vida sirviendo a su país a ver si con un poco de suerte la matan ¿es o no es genial? Bueno, y ya si hablamos de lo que supone jugar en nombre de [lean la novela por Dios] a gente tan diferente y por motivos tan diversos ¡qué conclusión! se ve DE LEJOS, nunca hay nada al azar, ya saben, pero aún así me pasé media novela pensando "no se va a atrever" Y VAYA SI SE ATREVE... ¡Si hasta se atreve con pulgarcito! (guiño guiño)

Terminamos con MG

Otra de las novelas que ya leí en el primer intento de este proyecto. Recordaba haberla leído pero no recordaba prácticamente nada de la historia, así que por ahí muy bien.

Según Goodreads, hace unos años no me entusiasmó precisamente y ahora me ha gustado bastante. No va a ser nunca de mis favoritas pero está bastante bien. Es diferente, con todo y lo malo que eso implica, no hay un asesinato con su posterior investigación, pero hay una historia de espías que queda bastante digna, con científicos fugados al otro lado del Telón de Acero y montones de personas que no son quienes dicen ser.

Me ha entretenido mucho.

Volvemos en dos semanas con Asesinato en la calle Hickory. Mientras tanto, ya saben, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Después del funeral


Una quincena más, volvemos a la carga. Esta vez con Después del funeral.


La familia del rico industrial Richard Abernethie está reunida después de su funeral, cuando su hermana Cora, que siempre tuvo por hábito hacer comentarios impertinentes, dice que Richard fue asesinado.

El día siguiente ella misma es brutalmente asesinada en su casa. Al parecer el posible asesino de Richard se sintió amenazado...

Veamos qué opinan nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Si algo me está quedando claro de las familias inglesas de la época es cómo se lo montaban. Sólo era necesario un tío listo por familia, que tuviera visión de negocio y se hiciera rico. A partir de ahí el resto de la familia podía vivir del cuento y dedicarse a pintar o al teatro aunque no se tuviera el más mínimo talento ni éxito. El concepto de "asignar una pensión" me fascina.
Dicho esto el libro me ha aburrido soberanamente. Me ha parecido un nuevo refrito de familia, muerto y circunstancias.
Poirot, ese anciano atemporal sigue tan creído como siempre pero además en este caso no brilla especialmente.  Parece que llega, observa y deduce todo por inspiración poco menos que divina. Además no nos deja Agatha resolver el caso a los lectores, y eso hace al libro bajar muchos puntos en mi Agathometro particular. Aun así supe quien no era sin saber quien era. Supongo que quien se haya leído el libro me entenderá.

Seguimos con Pau

Vuelve Poirot y, como doña Agatha estaba más harta de él que yo misma, vuelve pero poco, tan poco que no se me ha hecho nada insufrible, está lo justo para que se le vea pero sin exasperar con sus dichosas células grises.

Otra vez tenemos delante una familia un tanto disfuncional (de las que son infelices a su manera, ya tú sabes), matrimonios incorrectos, mujeres inteligentes enamoradas de mindundis a los que incomprensiblemente quieren retener a cualquier precio, un servicio muy British que ve cómo los viejos tiempos se fueron y ya no volverán, y la insoportabilidad de la vejez.

Como he dicho incontables veces, a estas alturas ya no es el enigma el que hace que las novelas de Doña Agatha merezcan la pena, es ver cómo traza una familia inglesa que vivió momentos de esplendor que se perdieron con la guerra, ese antes y después tan fantásticamente dibujado ¡Ay! La pérdida del imperio. Y, cómo no, la extraña afición que tiene la señora Christie por mostrar sus peculiares opiniones sobre el carácter de las mujeres. 

Terminamos con MG

Para mí es un libro estupendo. PERO.

Cuando empecé por mi cuenta este proyecto lo hice por orden alfabético así que este libro ya lo había leído. Sabía que lo había leído pero no me acordaba bien...hasta más o menos la mitad de la novela, que de repente recordé todo: quién, cómo y por qué.

Y claro, con eso el libro pierde mucho.

En cualquier caso, es estupendo. Una señora bocazas que (supuestamente) muere precisamente por eso, por bocazas. Las trampas están muy bien puestas en este libro y no es difícil caer en todas, y eso es fenomenal en este tipo de historias y más con el tiempo que llevamos leyendo, que ya parece que nos cuesta menos verle las costuras a Doña Agatha. Total, que muy bien.

En este libro también sale a relucir el clasismo de la época:

"Si fuera como Dios manda, hubiera vuelto por la noche para cuidarme como es debido. Ya no existe lealtad en las clases bajas."

Y no tengo nada más que decir.

Volvemos en dos semanas con Destino desconocido. Mientras tanto, ya saben, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 24 de octubre de 2016

Un puñado de centeno

Ya estamos en 1953 y esta vez nos toca leer Un puñado de centeno, otra novela de Miss Marple. Y otra vez un misterio familiar, sólo los miembros de la familia (y el servicio, claro, que esto es Inglaterra en los 50) están involucrados. Hay canciones populares, trampas y unos cuantos asesinatos.

Como siempre, las portadas de editorial Molino espoilean un poco el tema. Más majetes ellos...


Veamos qué opinan las lectoras


Empezamos por Pi

Nuevo clásico de crimen familiar; hay que ver que familias más perversas se inventaba esta mujer.
Cero pistas y de nuevo vas saltando de un personaje a otro con el convencimiento de que ese del que habla es sin duda el asesino. Claro, que al final también pensaste en el verdadero y tienes cierta sensación de triunfo, pero sólo hace falta recordar que esta, el otro y el de más allá te parecieron igual de sospechosos. En esto Agatha era única.
La trama urdida por el asesino/a me parece magistral sobre todo en un quién es quién del que no puedo dar más detalles sin espoilear al futuro lector. ¿Y el epílogo? Apoteósico.
Miss Marple me sigue cayendo bien. No se hasta donde estaba ya Agatha de Poirot en los 50 pero de momento le tiene aparcado y bien aparcado. Y creo que con Miss Marple crea el personaje antagónico: discreta y sutil. Está pero sin estar, resuelve pero sin resolver.

Continuamos con Pau

Una vez más nos encontramos con la novela avanzadísima con Juana [sic] Marple que aparece lo justito para no convertirse en una señora odiosa como Poirot, hace uso de una inusitada intuición y con dos o tres comentarios como de pasada da con la clave... pero lo curioso es que ni se hace pesada, ni siquiera inverosímil, aparece lo justo para que se la vea pero sin acaparar toda la atención.

Esta vez tenemos de nuevo a una familia completamente disfuncional -como de costumbre, los ingleses son gente rara rara, miren en Brexit-, con unos hijos atroces que viven de un señor padre atroz casado en segundas nupcias con una mujer jovencísima, por supuesto todos viven de la empresa del señor padre atroz que lleva una temporada nervioso haciendo cosas raras... hasta aquí parecía que ya lo había leído (Doña Agatha sigue fiel a su fórmula) pero no sé, por alguna razón -probablemente el hecho de que no hay tropecientos personajes y, por una vez, no se confunden- esta vez sí me ha interesado la lectura aunque, como siempre, no he acertado ni de casualidad con la solución ¡hasta he caído en todas las trampas que nos tiende la Señora Christie!

Terminamos con MG

Este libro sí que me ha gustado. Es una de esas veces en las que todo funciona. Varios asesinatos en el tramo inicial del libro, pistas buenas y pistas falsas, Miss Marple que parece que está de comparsa en el libro pero que lo poco que aparece está sembrada. Y una solución del caso rocambolesca pero con ese sentido de la justicia de Agatha Christie (ay de los malos muy malos, que van a acabar en la horca)

Creo que no es de los más conocidos, pero sin duda es de los que más me han gustado. Las intrigas familiares son una constante de doña Agatha, y muy bien que hace porque las sabe llevar muy bien, con muchos personajes cada uno con voz propia.
Muy recomendable.

Volveremos en dos semanas con Después del funeral. Mientras tanto, tengan cuidado ahí afuera.

lunes, 10 de octubre de 2016

El truco de los espejos

Esta quincena hemos leído El truco de los espejos, novela publicada en 1952  y protagonizada por la anciana Miss Marple. 
Ruth van Rydock está preocupada por su hermana. Para asegurarse de que está bien, le pide a su vieja amiga Jane Marple que vaya a Stonygates, la laberíntica mansión donde Carrie-Louis vive junto a su tercer marido, Lewis Serrocold. De repente Miss Marple se encuentra en medio de una excéntrica casa, donde convive una extraña familia y un reformatorio para jóvenes criminales, donde la violencia apenas parece percibirse. Como no podía ser de otra forma, durante su estancia en Stonygates tiene lugar un crimen y la siempre inquisitiva Miss Marple tendrá que utilizar todo su ingenio para desenmascarar al asesino y poner en evidencia su plan.

¿Qué te ha parecido MG?

Pues no ha estado especialmente fina en este libro. Siempre me gustan estos misterios familiares, con esas familias tan modernas con hijastros, segundos maridos y amigos del primo de la concuñada de alguien. Y la amiga pobre, en este caso, Miss Marple, de invitada.

Pero es que en este libro se le ha olvidado, en mi opinión, algo bastante importante como es DAR PISTAS. Es imposible dar con el culpable en este caso porque hay una serie de informaciones que sólo nos cuentan en el epílogo del libro y eso, querida Agatha, NO MOLA.

Además, el segundo asesinato (siempre lo hay para que remonte la trama) ha llegado un poco tarde y queda todo un poco precipitado.

De todas formas, no está mal. 

¿Y a tí Pau?

No sé muy bien qué pensar del libro en esta ocasión, Doña Agatha, porque me parece que todos y cada uno de los personajes -y no sólo los del colegio- están para que los encierren en una habitación acolchada y tiren la llave al mar... con Miss Marple en una de ellas.

Entiendo una familia pelín particular que trata mejor a la hija adoptiva que a la propia para "compensar"... pero se les va la mano mogollón; puedo entender la existencia de una mujer que es tan adorable que se casa cuando le viene en gana y tiene una actitud de atolondrada que todos le perdonan; puedo entender que aparezcan personajes en tal cantidad que llega un momento en el que me lío, pero a ver, señora Christie, a estas alturas ya vale de todo encaje de pronto, en las últimas páginas, sin que nada haya cambiado -además de esas cosillas sin importancia como que muere gente- desde el primer asesinato, total, que muera alguien de un disparo no es un hecho extraordinario. Quizá sea yo, pero no he conseguido entrar en esta ocasión en la trama, nada me resultaba creíble ¡y me creí hasta la de Egipto!

Por último a ver que opina Pi

Desde pequeña he tenido un gran aprecio a Miss Marple, aunque he de reconocer que la recordaba a la altura de Poirot en el universo de Agatha. Hasta ahora, y llevamos ya unos pocos libros, ha aparecido poco y cuando lo ha hecho tampoco la historia ha girado en torno a ella como suele pasar con el detective belga. Echo de menos más presencia, pero luego me acuerdo del pesado egocéntrico de Poirot y se me pasa. 
El libro ha resultado muy entretenido, aunque es más de lo mismo y comienza a repetirse un poco. De nuevo multitud de personajes (mi cruz con esta mujer) aunque en esta ocasión bien presentados y desarrollados. Obviamente todos son sospechosos y para todos hay posible motivación. Descubrí el truco a Agatha aunque ya no se si por experiencia acumulada, de pura casualidad, o porque es un recurso que ya ha usado.

Volvemos la próxima quincena con Un puñado de centeno. Mientras tanto tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 26 de septiembre de 2016

La señora McGinty ha muerto

Dos semanas después volvemos a encontrarnos con una historia clásica de la señora Christie ¡Asesinatos en la campiña! ¡Ya era hora!

La señora McGinty ha muerto fue publicada en 1952 y en él nos reencontramos con un viejo amigo -más viejo que nunca-, Hércules Poirot, el detective más famoso de la autora, que debe resolver un asesinato que ya ha sido previamente resuelto por la policía de forma meridiana pero que deja un cierto resquemor en el policía que ha llevado la investigación y que teme que un inocente que parece muy culpable sea ahorcado.

Veamos qué opinan nuestras lectoras:

Empezamos con MG:

Esta vez sí que me lo he pasado fenomenal. Es lo que espero de doña Agatha y lo que me ha dado: asesinato, avance en la investigación, asesinato, nada es lo que parece, resolución y fin.

He adivinado quién era el culpable pero como no podía dar con una razón lo tenía casi descartado o descartada.

La señora Oliver es ella misma y adoro esos momentos en los que no hace más que quejarse de su detective, poniendo de manifiesto lo que Agatha siempre consideró uno de sus errores, la edad de Poirot.

Poirot está menos inaguantable que otras veces y siempre impecable en sus intervenciones. Sin ser uno de mis libros favoritos, sí que me ha parecido de los más sólidos.

Había marcado un par de cosas, pero ya las ha copiado Pau, es la parte más divertida del libro.

Seguimos con Pi:

Después de ciertos experimentos literarios para olvidar parece que Agatha vuelve a lo suyo, asesinar ancianas. Nadie parece de fiar, todos parecen tener motivos y comienza esa esquizofrenia lectora en la que lees asesinos por todas partes.
Sin embargo hay un tema que me molesta, cuando Agatha no te da todos los datos para resolver tu el misterio. De esto que comienza Poirot su típica exposición y salta con "y aquí tengo la prueba irrefutable que encontré"; vale, pues si hubieras explicado que encontrabas eso también yo como lectora podría haber tenido la oportunidad de descubrir al asesino,
Por lo demás muy recomendable sin llegar a estar entre los favoritos.

Terminamos con Pau:

Lo más destacable de la novela es, sin duda, Poirot... No me entiendan mal, es un dato absolutamente relevante por la siguiente razón: me consta que Agatha Christie estaba tan hasta el moño del detective -mucho más hasta el moño que yo- que había decidido matarlo y de hecho lo hizo en una novela (no sé ahora mismo -investigaré- si antes o después de esta) peeeero en el último momento su editor la hizo entrar en razón y guardó la novela en un cajón durante veinte años. La cuestión es que hay varios detalles en los que se ve que odia profundamente a Poirot, que no soporta ni siquiera el hecho de que sea extranjero, el más llamativo es la aparición de una novelista que es sin duda una exageración de la propia Agatha que está aburrida de su propio ridículo detective escandinavo le dice -deliciosamente paradójico- a Poirot:
¿Como diablos sé yo siquiera por qué se me ocurrió crear tan repugnante personaje? ¡Debí de estar loca! ¿Por qué un finlandés cuando no sé una palabra de Finlandia? ¿Por qué vegetariano? ¿Por qué todo ese amaneramiento, todos esos gestos tan idiotas que tiene? Esas cosas pasan. Una prueba una cosa... y a la gente parece gustarle... y entonces una continúa... y, cuando una quiere darse cuenta, se encuentra con un personaje tan exasperante y enloquecedor como Sven Hjerson colgado al cuello de por vida.
¡Y no sólo eso! La autora nos cuenta algunas licencias que se ha tomado en otras novelas como algo ridículo; eso es sentido del humor, si antes me caía bien la señora Christie ahora me maravilla más si cabe:
Esa fue la novela en la que metí una cerbatana de treinta centímetros de longitud, cuando, en realidad, esa arma mide un metro ochenta de largo. Es absurdo que una cerbatana tenga semejante longitud (en un avión ¿se acuerdan?)
En esta ocasión matan a una limpiadora, por casualidad aparece información sobre asesinatos antiguos en un periódico -que desconocía la policía- y todos los habitantes pueden ser los asesinos de la pobre y chismosa señora McGinty; una novela de Agatha Christie que sigue fielmente la fórmula pero, como decía, va salpicando la novela de puñaladas a Poirot ¡incluso le hace vivir un intento de asesinato! Ella comparte con esta lectora la sensación de que la fórmula está demasiado manida, así que la reinventa, nos muestra las costuras convirtiendo todo en una genialidad y haciendo que el asesinato no sea más que un telón de fondo.


En dos semanas nos vemos con El truco de los espejos, mientras tanto, tengan cuidado ahí fuera.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Intriga en Bagdad

Ya se han acabado las vacaciones y retomamos nuestro proyecto, que con el libro de esta quincena, llega a mitad de camino. 

El libro con el que retomamos es Intriga en Bagdad, una historia de espías que se sale de los temas a los que doña Agatha nos tiene acostumbradas, aunque retoma su afición por el Oriente y las expediciones arqueológicas.

Victoria Jones es una joven taquígrafa inglesa que acababa de perder su trabajo. De pronto conoce a Edward, un joven que se iba a ir a Bagdad a trabajar con el doctor Rathbone, un intelectual preservador de la cultura. Victoria tiene un espíritu aventurero y es muy novelera así que decide viajar a Bagdad, en donde lograr encontrar a Edward.

Una vez allí, una noche Henry Carmichael, agente británico, entra a la habitación de Victoria y muere, confiándole tres palabras clave en su oído antes de morir. La joven, horrorizada, pronto se ve involucrada en un mundo donde la astucia sería el arma más eficaz que uno tendría a la mano.

Veamos qué dicen nuestras lectoras

Empezamos con Pi

Quizá sea el libro del proyecto que más se me ha atragantado. He estado a punto de dejarlo y todo. Mi problemita para retener nombres no ha ayudado especialmente , todo hay que decirlo. No sé si son demasiados personajes presentados en pocas hojas , que no están m bien descritos , no sé si culpar al libro o a mi, pero he tenido que empezar el libro dos veces porque la primera no sabía ni por dónde me andaba .
Con Agatha me estoy dando cuenta que soy muy purista . Me gusta la anciana asesinada , el veneno y la sarta de parientes a cada cual peor. De estos no me canso y los disfruto siempre que no sean especialmente malos . Fuera de aquí tiene que ser muy atractivo para convencerme .
Por último voy a hacer una confesión: no soporto los  libros llenos de fulanita comiose, retirose, díjose. Es una manía personal , pero me pone de los nervios (muy de los nervios)

Seguimos con Pau

No sé si será que he echado de menos el proyecto pero por el motivo que sea me he reído a carcajadas leyéndolo, creo que es el libro más disparatado de todo el proyecto, qué digo del proyecto, es el libro más disparatado que he leído en mi vida. Imagínense a una jovencita que tiene dificultades serias para contar la verdad que se enamora de un señor con el que habla cinco minutos en un parque y no se le ocurre mayor disparate que seguirle por su cuenta a Bagdad y, con esta disparatada acción, se mete en una trama de espionaje internacional (kind of) que tiene por objeto ni más ni menos que provocar la tercera guerra mundial ¿no les parece delirante? Hay de todo, secuestros con cloroformo, asesinatos, sustitutos, tintes bajo el efecto de las drogas, una jovencita que se queda tirada sin un duro en los años cincuenta en mitad del desierto en Irak ¿cómo no va a ser divertida?

Entiéndanme, la trama no tiene ni pies ni cabeza, pero es así como han de ser las novelas de espionaje (kind of) sin pretensión más allá que el divertimento; Doña Agatha consigue mantener la atención sin la necesidad de recurrir a grandes giros argumentales tramposos, que los hay, sí, que encima son previsibles de narices, pero aún así ¡¡lo que me he podido reír con las disparatadas aventuras de Victoria!! 

Terminamos con MG

No me ha gustado especialmente. No sé si es que las vacaciones me han distanciado de Agatha, pero me ha dado la sensación de que utiliza demasiadas páginas para las pocas cosas que pasan. Me ha parecido lioso y poco claro. Espero que sea sólo la falta de costumbre. 
Me ha hecho gracia que aparezcan dos hermanas llamadas Elsa y Anna.

Y no tengo mucho más que decir. Algunas cosas que he marcado.

"Observó una compañera con los ojos brillantes de satisfacción ante el placer que proporcionaba la desventura de otro"

"- ¿Por qué no se ha casado todavía? Richard repuso que no tenía madera de casado y mistress Clayton contestó en el acto
- ¡Qué tontería! Los arqueólogos son magníficos maridos..." Maravilloso guiño a su marido.

"Cuando uno dice 'Yo no soy como los demás', ha perdido las dos cualidades más valiosas que debemos conservar: humildad y hermandad."

"Acto seguido procedió a utilizar un imperdible que llevaba para sujetar una liga y convertirlo en un anzuelo que sujetó al pan árabe" Una joven precursora de MacGyver.